Páginas

jueves, 21 de marzo de 2013

EL CUENTO DEL FIN DEL MUNDO: CAPÍTULO 12 (fin de temporada)


CAPÍTULO 12 – FIN TEMPORADA 1
Nuestros protagonistas, Aldo Totter, Leia Granger y Mario Bolsón, consiguieron llegar a las cavernas oscuras de Mordor. La cueva de los 40 ladrones. Desconocemos cómo llegaron hasta allí, ya que no cuentan con ningún medio de transporte decente.
Mario alcanzó a escuchar en la radio las últimas noticias: La Tercera Guerra Mundial seguía sin ganador, y la Segunda Guerra Civil Española estaba siendo ganada por Aguirre. La bruja no tardaría en derrotar a Felipus González, debido a la falta de apoyos, y se haría con el poder. Por eso, les habían encomendado la misión de buscar un nuevo líder español, que liderara al ejército a la victoria.
Se notaba el olor a humedad en el ambiente, mezclado con olor a rata muerta. Mario Bolsón conocía muy bien el olor a rata muerta.
Encontraron la entrada a la caverna, pero estaba custodiada por una esfinge… ¡una esfinge encantada! Al acercarse, ésta alzó la voz.
―Sólo permitiré entrar a quien tenga un alma limpia y pura, o desee limpiarla y purificarla ―Dijo con solemnidad.
Después de quemar la esfinge, nuestros amigos se adentraron en lo más profundo de la caverna.
―Tened mucho cuidado, aquí podemos encontrarnos cualquier cosa… ―Les advirtió Leia ―¡Lumos! ―Al pronunciar aquello, una luciérnaga salió de su varita y les iluminó el camino.
―¿Habéis escuchado eso?― Se asustó Aldo ―¿Y ese olor? ―Dijo, encogiendo la nariz ―Joder, Mario, tío, ¡qué cerdo eres! ¡Ya te has vuelto a cagar encima! ―Dijo, mientras le tiraba una piedra a su amigo ―Mira que te tengo dicho que si te entran ganas, te vas a un rincón, y dejas el regalo, pero no… ¡el niño tiene que hacerlo delante nuestra!
―¡Callaos! ―Ordenó Leia ―Nos están siguiendo… ―Los tres chicos miraron hacia atrás, y vieron a un hombre rubio, alto, trajeado, pero muy descuidado, que les seguía a cuatro patas, sigilosamente.
―¿Ese es el hombre al que estamos buscando? ―Preguntó Mario.
―No, ese es Urdangarín… Tened cuidado que no se acerque mucho, es peligroso… ―Les avisó Leia.
―A mí mientras no se nos acerque su sobrino Froilán con la escopeta… ―Dijo Aldo.
―¡Mirad allí! ¡Hay alguien! ¡Hay más de uno! ―Señaló Mario. A lo lejos, pudieron distinguir a dos hombres peleando por una pescadilla que habían cogido del río.
―Son Bárcenas y Camps ―Explicó Leia ―También son bastante peligrosos, pero no son la persona que estamos buscando. Si se acerca alguna de aquellas criaturas, gritad: ¡Qué viene Garzón! Y huirán como dos locas.
―Madre mía, este lugar está lleno de despojos humanos… ―Comentó Aldo ―Así que es aquí donde vamos a encontrar a nuestro salvador, ¿no? ¡JA! Ni de coña…
Al llegar a una zona profunda de la caverna, encontraron unas frases escritas en piedra:
“En un hueco inmundano, (léase con la sintonía de Marco)
Al pie de una telaraña,
Vive nuestro amigo Gollum…
El culpable de la herencia dada…”
―¿Y esta gilipollez? ―Preguntó Mario.
Nuestros protagonistas entraron por aquel hueco, y allí estaba, apoyado en una piedra. Ojos claros, un taparrabos, un cuerpo sin alma, una persona olvidada y odiada por sus amigos. Una persona repudiada por los de su propio partido. Y por supuesto, seguía teniendo las mismas cejas triangulares. Gollum Zapaterus se encontraba ante ellos.
―Veo que no habéis tenido problemas para entrar… ―Dijo con su caracterísca voz, mientras se apeaba de aquella roca y se rascaba la barriga ―Julianus Muñoz y Juan Caglos de Bogbón han salido de caza. Tenéis vía libre. ¿Qué queréis?
Gollum Zapaterus accedió a regadientes la oferta de liderar el bando español contra la Bruja Aguirre.
Durante el camino de vuelta, de repente pidieron atención en la radio. Al parecer había ocurrido un hecho relevante. Los cuatro pegaron la oreja al altavoz: “Atención a todo el mundo. Ha ocurrido algo que podría cambiar el trascurso de la guerra. En Vitaldent, la primera visita es gratis. Bueno, perdonen este corte, pero es que estamos faltos de dinero, y necesitamos ingresos publicitarios. A lo que íbamos… Españoles, Filius Felipus González, ha muerto”

FIN



-EPÍLOGO

Muchas gracias a todos los que habéis seguido la historia hasta el momento. He de anunciaros que HABRÁ SEGUNDA TEMPORADA, y que ya estoy puesto con ella. Pronto saldrá a la luz. LA LUZ.
En un principio, esta ‘serie’ la empecé a escribir como entretenimiento propio, hasta que decidí colgarla, aunque mi único objetivo era que estuviera en internet, por si algún día se me borraba del ordenador. Con el primer capítulo fui un poco pesado haciendo SPAM XD. No obstante, los demás sólo los compartí una vez cada uno. Y no os podéis imaginar lo que me sorprendió que la gente seguía visitándola, hasta el punto que a la hora después de colgarlos TODOS los capítulos entraban en la lista de las más vistas del blog. Para mí se hacía imposible que a alguien le interesarán mis historietas…
Muchas gracias a todos, y nos vemos en la segunda temporada... ¡chao!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada